NUEVA ETAPA

Detesto la palabra inexorable. “Imposible de detener o prevenir”. Aplicada al tiempo resulta deprimente. Lo único que nos queda entonces es hacer algo con esa sucesión de días que nos ha sido regalada y no volverá.

La nueva etapa vital en la que me adentro, espero que acompañado por muchos de vosotros, me ha obligado a escarbar en mi pasado. Revisar más de 50.000 fotografías para la confección de la nueva página web me ha permitido reencontrarme con personas y destinos que casi había olvidado, experiencias que me han enriquecido sobremanera y sin las cuales no sería lo que soy.

No obstante, la búsqueda también me ha provocado un enorme vértigo. La certeza del paso del tiempo es algo que a todos nos debería exigir una actitud activa, un estado de ánimo optimista basado en la evidencia de que, al fin y al cabo, somos los dueños de nuestro futuro.

Decía un buen amigo que “si lo que sueñas es más grande que lo que vives, es que no estás caminando en la dirección correcta”. Cuando miro el mapamundi que cuelga de la pared de mi oficina constato que hay muchos alfileres marcando los lugares visitados, las experiencias vividas. Sin embargo, los espacios vacíos siguen siendo mayoría y eso me proporciona una cantidad casi ilimitada de sueños por cumplir. El reto está servido.

No es necesario perder el tiempo con grandes reflexiones. Todo es mucho más sencillo de lo que parece. Es simplemente la consciencia del pasado frente al desafío del mañana. Comienza una etapa nueva. Los cimientos se asientan con solidez en la experiencia de treinta años de aventuras, pero el valor principal debe ser la capacidad para seguir creando proyectos de futuro. Cada una de mis expediciones, no es si no una permanente búsqueda de respuestas. Esa búsqueda exige ciertos sacrificios, pero es tan emocionante sentirse vivo…

error: Content is protected !!

Pin It on Pinterest