Es costumbre entre los aspirantes a Thru Hiker usar una especie de nombre de guerra, un apodo, generalmente ridículo… “el más rápido”, “la roca”, “mamá punky”… Desde el primer día, todos aquellos con quienes me encuentro me preguntan mi “trail name“…

Al principio me niego a usar ninguno. Es una especie de resistencia, de respeto por nuestra forma de hacer las cosas. En Europa no se estila.

No obstante, intento pensar algún alias que me identifique. En Nepal me llamaban “Buró Manche” (el viejo sabio), algunos amigos me dicen “Yeti” por mi gusto por el frío. Incluso en los países del Himalaya algunos me han llamado “Cheene” (azúcar), porque puedo poner 5 cucharadas en el café…

Sin embargo, parece que uno no decide del todo su trail name. Un día, descansando en un refugio, un tipo al que conocí en Atlanta y que también camina por el Apalachian me dice convencido que ha encontrado el mío. Imagino cualquier idiotez pero el personaje me deja de una pieza:

– “Creo que debes llamarte Don Quijote!!!”

Alea jacta est

www.elretodelosapalaches.com

error: Content is protected !!

Pin It on Pinterest