El Appalachian Trail no es mi primera gran ruta, de modo que desde antes de salir tenía claro que la longitud de las etapas debía ampliarse gradualmente. Nada de sobrepasar las 8 horas los primeros días y luego ver qué tal se adaptaba el cuerpo. Había que prevenir lesiones.

Pasados ya 40 días, si repaso las anotaciones compruebo que respete esa máxima durante dos semanas para después empezar a ponerme a prueba. Era hasta cierto punto normal indagar en mis límites. Y así llegó el primer +20. (etapa de más de 20 millas). Fue agotador y me prometí no repetirlo. Obviamente no he cumplido.

Sin embargo, las últimas tres jornadas han superado lo aceptable. 68 millas separan Perisburg de Four Pines. 68 millas que pensaba hacer en 4 días. Pero un imprevisto en forma de refugio cerrado por peligro de caída de árboles cambió mis planes y acabé haciendo el recorrido en tres días. Casi 110 km con mi querido armario a cuestas en tres días…

Resultado: estoy molido y con la sensación de haber entrado en una especie de proceso de autodestrucción. No me gusta. No disfruto. Por ello, prometo firmemente no permitirme más estupideces y limitar las jornadas a -20, que total, son 32 km que tampoco está tan mal…

www.elretodelosapalaches.com

error: Content is protected !!

Pin It on Pinterest