El Woods Hole es uno de los lugares más míticos a lo largo de la ruta de los Apalaches.

Ubicado en una cabaña que data de 1880, está regentado por la nieta de Tillie Wood, Neville, y su compañero Michael. El cuidado de las abejas, la agricultura orgánica o el yoga forman parte de este lugar tan peculiar.

Por la tarde, Neville me invita a formar parte del grupo de la cena, algo que no tenía previsto. La organización de la misma en la cocina del Hostel es un caos maravilloso. Neville va dando órdenes y los demás trabajamos en equipo para preparar una cena basada en productos cultivados por ellos mismos. Hay que preparar las salsas para la ensalada, poner la mesa o fabricar las pequeñas empanadas rellenas de diferentes vegetales. Cuando todo está listo nos sentamos en una gran mesa circular, nos cogemos de las manos y uno a uno nos vamos presentando con nuestro Trail Name, nuestro lugar de origen y algo por lo que dar gracias.

Unos lo hacen por la familia, otros por los descubrimientos del camino y a mi se me ocurre hacerlo porque ha sido un día sin lluvia, algo que despierta la carcajada general.

Neville viste peto vaquero, tiene unos intensos ojos azules y una cara muy aniñada a pesar de sus probables 40. Michael parece el típico granjero si exceptuamos el zarcillo en la oreja. Luego están una pareja de Ohio que me recuerda a uno de mis grupos musicales favoritos, Nemo, un joven tímido, Section 8 y Medicine Man…

Por primera vez me siento un senderista normal y corriente, disfruto de la compañía y le doy descanso al cuerpo y a la mente. No todo va a ser andar en un lugar con tanta historia… Mañana volveré a enfrentar mis dudas y mi soledad, pero hoy mis compañeros accidentales me han hecho sentir apreciado y eso también sirve como gasolina para el reto.

www.elretodelosapalaches.com

error: Content is protected !!

Pin It on Pinterest